Hijo manda a secuestrar y asesinar a su padre de 71 anos para quedarse con su herencia barbarazo.


Escrito por: RUDDY GERMÁN PÉREZ
Higuey Rep Dom


12/10/11
Oficiales de Investigaciones Criminales (Dicrim) apresaron en Higüey a un joven que está acusado de contratar a varias personas para que secuestraran y asesinaran a su padre, un rico empresario, de la región, con el objetivo de recibir la herencia que le corresponde.

El apresado es Oscar Rochell Cordones (Pedrito), de 27 años, quien está acusado de contratar a otras cuatro personas para que secuestraran y asesinaran a su padre, el empresario Oscar Rochell Domínguez, de 71 años, quien vive en la calle Doctor Balaguer número 20, del sector San Pedro, en Higüey.

En relación al hecho la Policía apresó a Richard de los Santos Martínez, de 24 años, residente en la calle Mauricio Pillier número 14, del barrio La Malena; Melvin Antonio Cedeño (El Grande), de 25 años, residente en la calle Guido García sin número en el sector Villa Cerro.

También fueron apresados Félix Manuel Cabrera Eugenio (El Vico), de 27 años, residente en la calle principal de La Malena, y Melvin Anderson Morales Severino, de 19, quien vive en el sector Villa Cerro.

Los apresados con excepción de Rochell Cordones, fueron identificados por el empresario Rochell Domínguez, como las personas que lo secuestraron y lo obligaron a entregale cien mil pesos en efectivo.

De acuerdo a un informe preliminar del caso, varios hombres armados se presentaron el 29 de julio de este año en la residencia del empresario en la calle Doctor Balaguer número 20 del sector San Pedro, y luego de encañonar a su esposa Santa Núñez Rodríguez y a la doméstica Anaelia Mercedes, los obligaron a montarse en una yipeta Toyota, azul, llevándolos a una zona sembrada de caña del Central Romana.

El empresario dijo que fue obligado a entregar cien mil pesos, su teléfono celular, un bulto con varios certificados de varias propiedades que posee y otros objetos.

Las investigaciones del caso fueron realizadas por el mayor Héctor Monegro Sosa y los segundos tenientes José del Carmen Ramírez, y Ramón Robles Garrido y por el sargento mayor Rafael Núñez Reyes.

Al ser apresado e interrogado Richard de los Santos Martínez admite haber participado en el secuestro del empresario Rochell Domínguez, pero dijo que todo fue realizado por disposición de su hijo Oscar Rochell Cordones (Pedrito).

“El nos dijo que el señor era su padre y que quería que lo matáramos para cobrar lo que le tocaba de su herencia”, dijo de los Santos Martínez a los investigadores policiales.

Relató que para secuestrar y matar al empresario buscó a Melvin Antonio Cedeño (El Grande) y éste buscó a El Vico y a Morales Severino.

Explicó que luego de secuestrar al empresario decidieron no matarlo y obtener algún dinero adicional, para lo cual lo obligaron a realizar un envío de dinero a Melvin Anderson Morales, cuyo comprobante le fue ocupado al detenido.

Los investigadores policiales del caso sospechan que los detenidos tienen entrenamiento militar debido a la forma en que actuaron.

Todos los detenidos, entre ellos el hijo del empresario secuestrado fueron entregados al fiscal de Higüey para que respondan por sus hechos.