Se desarmaran los extranjeros, que porten armas de manera ilegal ya sean de fuego o blancas, cada día estamos mas cerca de que se arme el titingo. Si no los frenamos a tiempo.


SANTO DOMINGO.- Las autoridades de la República Dominicana despojarán de armas, sea de fuego o blancas, a todos los haitianos y demás extranjeros que residen en el territorio nacional, informó ayer el ministro de Interior y Policía, José ramón Gadul.

El anuncio fue hecho por el funcionario después que él y el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo, calificaran de “preocupante” un incidente ocurrido el sábado en el barrio 27 de Febrero.  Allí un grupo de haitianos supuestamente atacó con armas de fuego a la Policía, tras la muerte de un disparo de un compatriota suyo a manos de un agente de esta última institución.

Aclaró que el desarme se extenderá a toda la población y a otros extranjeros que porten armas sin la debida autorización legal. En cada caso, será sometido a la justicia todo el que de manera ilegal porte un arma de fuego en esas condiciones, lo cual es sancionado por la Ley 36.

Señaló que la agresividad exhibida por los haitianos, pone en mayor alerta a las autoridades dominicanas.

Periodistas preguntaron al Ministro sobre una supuesta campaña de descrédito iniciada por la activista pro haitiana Juliana Deguis ante el Tribunal de La Haya, y respondió que la República Dominicana cuenta con representantes como la vicecanciller Alejandra Liriano, quienes ha  explicado claramente la posición del país sobre el caso.

“Aquí se están aplicando criterios muy claros con respecto a la soberanía nacional, nosotros no tenemos ninguna negación de nacionalidad, aquí no hay refugiados, aquí no hay persecución de extranjeros, aquí los extranjeros se reúnen donde sea, aun siendo ilegales y nadie los persigue y los estamos legalizando de manera pública”, aseveró.

Fadul negó que la República Dominicana esté de rodillas ante Haití, ni ante ninguna nación, y aclaró que la soberanía dominicana no se negocia.

Ayer el Ministro de Interior encabezó una reunión del Consejo Superior Policial en la que fue evaluado el Sistema Nacional de Emergencias 9-1-1.


El jefe de la Policía informó que se contempla aumentar, a nivel policial, el Plan de Emergencias en otros sectores y provincias donde la delincuencia es más alta.