Ex pelotero dominicano de grandes ligas, fue atrapado en Boston, después de ser perseguido por la INTERPOL, es acusado tráfico allá y de asesinato aquí.

NUEVA YORK._ Desde hace dos años, el pelotero dominicano Wilson Alinson Peña Arias de 33 años de edad, quien fue dado de baja por un equipo de Grandes Ligas, se había convertido en uno de los fugitivos más buscados por la Policía Internacional (INTERPOL), las autoridades federales de Massachusetts y la justicia dominicana.
En la ciudad de Lowell en Boston, está acusado de formar parte de una banda de narcotráfico internacional y en su país, de un asesinato en Baní.
El martes de esta semana, Peña Arias, terminó su largo tiempo en fuga, cuando fue capturado en Lowell, quedando en custodia de las autoridades e imponiéndosele una fianza de $250.000 dólares.
Los fiscales de Lowell, dijeron que Peña Arias, es sospechoso de un homicidio en Baní (República Dominicana), posiblemente vinculado al narcotráfico internacional.
Se declaró no culpable por los cargos de tráfico de drogas y violaciones de tránsito, por los que tenía una orden de arresto.
El periódico The Lowell Sun, reportó que Peña Arias, fue arrestado después que huyó de la policía de Lowell, cuando era buscado en base a una confidencia de que pertenecía a una banda de narcotráfico.
En la huida, Peña Arias, chocó el vehículo que manejaba contra una cerca en una casa en Lawrence y cuando los oficiales revisaron el carro, hallaron 103 bolsas de cocaína y cinco de heroína en el interior del coche.
El fiscal Christopher Minue, señaló que una revisión de las huellas dactilares de Peña Arias, comprobaron que es buscado también en la República Dominicana por el referido asesinato en Baní.
La fiscalía de Lowell, tiene una orden internacional de arresto que estaba en manos de la INTERPOL que andaba tras la captura del dominicano.
El fiscal dijo que Peña Arias, había sido condenado previamente en Massachusetts por narcotráfico y que ha estado bajo vigilancia de agencias estatales y federales anti drogas.
Peña, quien había sido deportado a la República Dominicana, logró reentrar ilegalmente a Estados Unidos.
"Este acusado, representa uno de los mayores riesgos de fuga", dijo el fiscal Minue en la corte, solicitando el alto monto de fianza contra Peña Arias.
Se le citó nuevamente para el próximo 3 de diciembre.
En la República Dominicana, se le busca por el asesinato de Edward David Soto Ortiz de 32 años de edad, en mayo del 2012, y según versiones, la víctima también había sido deportado desde Estados Unidos.
Se dijo que ambos sostuvieron una discusión, porque alegadamente el Ortiz, enamoraba la mujer de Peña Arias.
La víctima fue impactada con cuatro balazos, dos en el pecho, uno en la espalda y otro en la frente.
El crimen ocurrió frente a un centro cervecero de la calle Duarte en Baní.  Peña Arias, un pelotero profesional, fue firmado por un equipo de béisbol de Grandes Ligas, pero fue dado de baja, regresó a la República Dominicana y se casó con la mujer, que motivó el asesinato de Ortiz, con quien estaba acompañado en el centro cervecero.
Ruddy Rafael de los Santos Melo, de 29 años, resultó herido en un brazo, durante el trágico incidente.

Los investigadores no detallaron cómo ni por dónde reentró ilegalmente el pelotero a los Estados Unidos.(el nuevo diario)