Muere un hombre, y dos resultaron heridos incluyendo un sacerdote, al accidentarse un helicóptero, en ingenio de san Cristóbal.


Francis Aníbal y Rafael Castro
Santo Domingo. El jefe de seguridad de Cemex murió y un sacerdote resulto herido  en un accidente aéreo cuando el helicóptero en que se transportaban se precipitó a tierra en las proximidades del batey El Moruno del ingenio Cristóbal Colón.
El muerto es Juan Arturo Maceo Castañeda, quien además era diacono de la Iglesia Católica, mientras que el sacerdote herido es Roberto Adriano, quien fue llevado de inmediato en un helicóptero ambulancia al hospital Plaza de la Salud, en Santo Domingo.
La información fue ofrecida por el director regional de la Defensa Civil, Pablo Polanco, quien dijo que en el accidente también resulto herido el piloto Víctor Rodríguez, quien piloteaba el aparato.
La victima permanecía en la tarde de este sábado en la morgue del hospital Pedro María Santana de San José de los Llanos, mientras que el sacerdote y el piloto heridos fueron trasladados a un hospital de Santo Domingo.
El helicóptero, un HI 419, resultó destruido como consecuencia del accidente.
El residente de la Comisión  Investigadora de Accidentes de Aviación, de la Junta de Aviación Civil (JAC), Emmanuel Soofron Tamayo, señaló que el accidente se produjo en las primeras horas de la tarde de este sábado cuando el helicóptero se estrelló en unos cañaverales del referido batey.
Dijo que el helicóptero es propiedad de la empresa Servicios Aéreos Profesionales y que el mismo había despegado desde San Pedro de Macorís, con destino a Santo Domingo.
“Tal parece que la aeronave  habría sufrido una avería, pero todavía no podemos emitir ningún juicio de valor en ese sentido, hasta que las investigaciones no revelen lo que sucedió”, señaló el funcionario. 
Explicó que él, junto a un equipo  de investigadores del organismo, se trasladaron al lugar del hecho para iniciar las investigaciones del caso.

Declaró que todavía no podía emitir ninguna opinión en torno al accidente hasta tanto no concluyan las investigaciones.