380 personas fueron rescatadas del ferry en llama entre Grecia e Italia, quedan unos 100 a bordo.


Los servicios de rescate han puesto a salvo a unas 380 personas mientras casi cien personas permanecen a bordo del transbordador italiano Norman Atlantic, incendiado este domingo entre Grecia e Italia, según datos de la Marina Militar italiana. Además, han explicado que se ha conseguido apagar el fuego que comenzó en las bodegas del buque, y que han conseguido estabilizarlo a unos 75 kilómetros de la ciudad italiana de Brindisi para evitar que siguiera a la deriva.

Según ha comunicado la misma fuente cerca del mediodía, hasta ese momento se ha rescatado a 379 personas y se ha recuperado el cuerpo del único fallecido, un pasajero griego, sobre un total de 478 personas que viajaban a bordo.

“Nos ahogamos por el humo”

Unas horas antes, el testimonio de los viajeros era aterrador. “Estamos fuera, en el puente, nos morimos de frío y nos ahogamos por el humo, el incendio sigue”, contaba a una televisión griega Yorgos Stiliaras. Ese mismo pasajero relataba que el suelo del buque “quemaba” y que la gente estaba tiritando de frío, de miedo y que no dejaban de toser por la inhalación de humo.

Con vientos de temporal duro -hasta fuerza 10 en la escala de Beaufort-, potentes lluvias y hasta granizo, las tareas de salvamento de este ferry italiano fletado por la compañía naviera griega ANEK, se desarrollaron muy lentamente a lo largo del domingo, ya que algunos helicópteros o botes salvavidas que intentaban rescatar a pasajeros tuvieron que interrumpir su operación debido a los vientos huracanados.

El lunes por la mañana, la operación progresaba poco a poco, con la evacuación de los pasajeros por helicóptero.

También ha sido difícil la estabilización del barco. Las autoridades italianas lograron acoplar el gancho de un remolcador a la proa del barco para evitar que el fuerte viento y la lluvia lo desplazasen por el mar durante la noche, pero ese gancho se rompió -según medios italianos- y solo se pudo volver a tender otro pasadas las diez de la noche.

Se desconocen los motivos del incendio

El fuego en la embarcación se inició por motivos todavía desconocidos en el garaje situado en las bodegas de la nave, donde había 222 vehículos, en torno a las tres de la mañana del domingo, cuando se encontraba a 45 millas náuticas al noroeste de la isla de Corfú (unos 84 kilómetros) y a 22 millas de la costa italiana (unos 41 kilómetros).

El barco había partido a las 15.30 GMT (16.30 hora peninsular española) de la ciudad griega de Patras con destino a Italia, con 478 personas a bordo -en un principio se había informado de 467-, de los que 56 son miembros de la tripulación (22 italianos y 34 griegos).

Del pasaje, 268 personas son de nacionalidad griega y otras 22 son italianos, mientras que el resto son turcos, alemanes y franceses. A bordo no viajaba ningún español.


Los primeros ministros de ItaliaGrecia y Albania, Matteo Renzi, Andonis Samarás y Edi Rama, respectivamente, han hablado varias veces por teléfono para informarse sobre esta operación de rescate que está comandada desde Italia, pero en la que participan equipos de los tres países.(RTVE)