Sigue tensión en la frontera por Pedernales, suspenden hoy la feria binacional, después de los enfrentamientos ocurridos viernes y sábado pasado.


PEDERNALES, República Dominicana. – Las autoridades suspendieron el intercambio de productos que debía ser efectuado este lunes aquí entre haitianos y dominicanos, debido a los enfrentamientos entre ambos que viernes y sábado se produjeron en esta zona.
El alcalde Luis M. Matos Féliz informó que la suspensión fue dispuesta a manera de prevención debido a que aún no están dadas las condiciones para realizar el denominado “mercado binacional”.
El viernes hubo enfrentamientos entre haitianos y autoridades dominicanas en  esta ciudad y Jimaní por motivos diferentes.  En esta última ciudad una inspectora de la Dirección General de Migración (DGM) resultó herida de una pedrada en la cabeza y el automóvil de un legislador haitiano quedó con un cristal destruido.
La herida fue Enersulina Cuevas Vólquez, quien –de acuerdo a la DGM- fue agredida “por una turba de enardecidos haitianos que pretendían ingresar al país violentando las normas legales establecidas”.
“La turba pretendía cruzar a realizar supuestas labores de compra en el mercado local y al ser impedidos por las autoridades migratorias y del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (CESFRONT), reaccionaron lanzando piedras y tiros desde territorio haitiano”, explicó.  En medio del incidente el vehículo de un diputado del país vecino, quien en ese momento ingresaba al país, fue impactado con una pedrada que le rompió uno de sus cristales.

También el viernes, en Pedernales, enfrentamientos entre dominicanos y haitianos en el cruce fronterizo entre esta ciudad  y  Anse-Aupitre afectaron el desarrollo del mercado binacional que se realiza los lunes y viernes en esta zona.  Los haitianos protestaban en esta zona porque la Armada Dominicana detuvo a varios de sus compatriotas que pescaban ilegalmente en aguas territoriales de la República Dominicana y en represalia retuvieron a un grupo de empleados del Consulado dominicano en Anse-Aupitre y,  además, acordonaron su territorio para evitar la entrada o salida de dominicanos en esa zona.  Exigían que las autoridades dominicanas liberaran a sus connacionales y les devolvieran sus embarcaciones.(al momento)