Trasladan hasta el gato, en las 3 dotaciones de Pekín, después de la muerte de una jovencita y un adulto a manos traficantes que operan en esa zona.


Por Hilarion Isalguez

SANTIAGO.- Luego del doble crimen a tiros ocurrido en el sector Pekín, atribuido a miembros de una banda que se transportaba en una jeepeta, las tres dotaciones policiales de la zona fueron barridas y mandadas a otros lugares, por las altas instancias de la institución. 
Desde ya, hay nuevo personal en los destacamentos de los barrios Marilópez (el principal), en el de Las Praderas (el más reciente) y el tercero, de Colinas del Sur, este funciona en una primera planta del complejo habitacional construido durante uno de los gobiernos del doctor Joaquín Balaguer. 
En la tragedia del domingo pasado, según los moradores protagonizada por una banda por disputa de puntos de ventas de droga, cayó abatida la joven Nicol Paula Peña de 18 años de edad, también el adulto Gary Sánchez Pérez de 38, un tercero identificado como Juan el albañil, está en estado delicado. 

Además del traslado, la jefatura policial anunció que, un equipo especial de agentes al mando de oficiales, inició la captura de los integrantes de la banda que se disputa el control del micro tráfico de drogas y que en menos de dos meses llevan ya ocho personas muertas.