Diputados, están cuestionando choque entre funcionarios, del poder judicial en el país.


Por Juan Sanchito Sanchez
Santo Domingo.-Diputados  reaccionaron este jueves ante el enfrentamiento entre la Suprema Corte y la Procuraduría General, por la sentencia que declaró “no ha lugar” el expediente contra el ex director de la Oficina Supervisora de Obras y actual senador por el PLD, Félix Bautista.
El diputado reformista Máximo Castro Silverio  abogó por un cambio en la conducción del Estado y sugirió que al PLD la sociedad “le de un receso” en el manejo de la administración pública.
Opinó que el control del PLD sobre los poderes del Estado hace daño a la sociedad, la cual se ve obligada a presenciar cosas como ésta, de funcionarios judiciales enfrentados hasta el punto de cometer imprudencias.
El presidente de la Comisión de Justicia de los Diputados, Demóstenes Martínez, dijo que es una situación delicada, pero el Presidente de la Suprema debió atacar la institucionalidad y no al Procurador General. Consideró que no se puede seguir haciendo daño al sistema de justicia con ese enfrentamiento.
Para el diputado Nelson Arroyo (PRM), este debate es provocado “por la desmedida intención de imponer la reelección presidencial”, la cual -advirtió- “no pasará en el Congreso”. Dijo que ese choque entre Germán Mejía, que defiende el sector de Leonel Fernández, y Domínguez Brito, al que ubicó al lado del presidente Medina, hace que la sociedad siga con la percepción de  que la justicia dominicana no es la mejor. Instó a los líderes de este poder del Estado a hacer una encuesta para saber qué piensa la gente.
El vocero de los diputados del PLD, Rubén Maldonado, dijo que la crisis judicial es promovida por el Partido Revolucionario Moderno (PRM),  para desacreditar al gobierno y al PLD.  Expresó que ante los ataques de Domínguez Brito al sistema judicial, al Presidente de la SCJ, Mariano Germán Mejía, no le quedó más remedio que responder de la forma en que lo ha hecho, posición que él (Maldonado) apoya.
Ayer el presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, acusó  al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, de “llamar a una desobediencia civil contra el Poder Judicial”, al manifestar críticas públicas al sistema de justicia.
Durante una declaración de prensa, en la que no admitió preguntas, el jefe del Poder Judicial consideró que la postura de Domínguez Brito es “inmadura, irreflexiva, irrespetuosa y propia del populismo judicial que lo caracteriza frente a ese poder del Estado”.
Para Germán la actitud del procurador “es totalmente inapropiada” en alguien que desempeña el cargo por mandato de la Constitución y las leyes, con lo que “niega la esencia de su función, y desconoce que forma parte de la institución judicial y de uno de los Poderes del Estado”.
A su juicio, las declaraciones del procurador han exacerbado a la sociedad, “porque si el jefe del Ministerio Público llama a la desobediencia, no pueden esperarse conductas diferentes de parte de sectores propensos al desconocimiento del orden establecido, y hasta de sectores tradicionalmente sensatos”.
Horas antes de que el Presidente de la Suprema hiciera esta declaración, el procurador general consideró que el sistema judicial en la República Dominicana debe afrontar una ola de transformaciones y reformas, y que todavía “tenemos grandes retos en todo el sistema de justicia, que permitan cerrar el círculo de la impunidad”.
Además, cuando juez de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Alejandro Moscoso Segarra, falló no ha lugar sobre el proceso contra el senador Félix Bautista, el procurador aseguró que el sistema judicial “ha fallado al país”, creando un ambiente “propicio para que quienquiera se robe el dinero del pueblo dominicano”.
En la misma fecha, el 27 de febrero, la Corte de Apelación de Santo Domingo negó juicio de fondo contra el alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez.

Al coincidir ambos fallos en el mismo sentido, aunque en procesos y tribunales diferentes, Domínguez Brito consideró que “al parecer, se busca diluir los temas de corrupción aprovechando el feriado de la Semana Santa que se acerca”.