Un ex oficial dominicano, esta preso y sin fianza después de ser acusado de violar sexualmente una reclusa en NY.


Por:  Miguel Cruz Tejada.

NUEVA YORK._ Un fiscal especial fue asignado por el Tribunal Superior de Lawrence para manejar el caso del ex oficial dominicano de cortes en esa ciudad, José Martínez, quien era un veterano de 16 años en la fuerza.

Martínez, está acusado de violar varias veces a una reclusa en un elevador y una celda de la corte mientras ella estaba esposada, además de pornografía, después que los investigadores hallaron cientos de fotografías y videos en su computadora.

El ex oficial también es acusado de pedirle a un ex compañero de trabajo que destruyera un celular en el que archivó docenas de imágenes similares.

El sigue preso sin derecho a fianza y volverá a la corte el próximo 20 de mayo. El juez ordenó que varios de sus ex colegas fueran reasignados para evitar contactos con el sospechoso.

Un Gran Jurado fue convocado para determinar los cargos oficiales contra Martínez.

El magistrado Keith McDonough, dijo que los oficiales ex compañeros de Martínez, fueron enviados temporalmente a otras áreas del tribunal.

Martínez, fue acusado inicialmente en el Tribunal del Distrito de Lawrence, pero el caso fue trasladado a la corte de Lynn, confirmó Jake Wark, portavoz de la fiscalía en el condado Suffolk.

La asignación del fiscal especial se hizo para evitar conflictos de intereses, debido a que Martínez era un empleado del tribunal en Lawrence.

La reclusa acusa a Martínez de violarla y agredirla en un elevador del juzgado y en una celda del Centro de Justicia en Fenton. La mujer alega que llevaba puestas la esposas de prisionera, cuando el ex oficial dominicano la asaltó sexualmente.

Según ella, los hechos ocurrieron el 15 y el 17 de julio del 2009, el 7, el 14 de octubre y el 19 de septiembre del 2014.

A comienzos de marzo, Martínez, según los fiscales intentó intimidar testigos en su contra, por lo que enfrenta cargos adicionales.

También le pidió al compañero destruir el celular y tirar los pedazos al río. El móvil estaba escondido debajo de toallas de papel en un área de almacenamiento de madera, detrás del estrado del juez en la sala 1 del tribunal en Lawrence.

Su compañero le dijo que sí, pero denunció a Martínez con un superior y ayudó a localizar el celular en el que se encontraron miles de imágenes de senos y vaginas de mujeres y un video en el que aparece el ex oficial masturbándose en un baño de la corte.


El primer juez del caso, Richard Savignano revocó la fianza de $100.000 dólares que le impuso a Martínez, después de los nuevos cargos que se adicionaron a su expediente.