Marllory Dadiana Chacón Rossell, alias la “Reina del sur” fue condenada a la cárcel, aunque no se revelo la duración de la condena.


Miami (EE.UU.).- La narcotraficante guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rossell, alias la “Reina del sur”, fue condenada hoy a pena de cárcel por un tribunal de Miami (EE.UU.), aunque por acuerdo judicial no se reveló la duración de la condena.
Según informaron fuentes judiciales, la audiencia para sentencia se celebró a puerta cerrada y solo se conoció que Chacón Rossell, quien llegó a ser considerada por Estados Unidos como una de las narcotraficantes más importantes de Centroamérica, fue sentenciada a pena de cárcel.
No obstante, según documentos a los que tuvo acceso Efe, la fiscalía hizo una “recomendación específica al tribunal para una reducción de condena”.
En la petición de reducción de pena, Estados Unidos valoraba la “asistencia sustancial” prestada por Chacón Rossell en la “persecución” de otros criminales.
En respaldo a esta moción, el Gobierno estadounidense mencionó la declaración efectuada por la guatemalteca en diciembre de 2014, cuando se declaró culpable del cargo de posesión de “más de cinco kilos de cocaína con intención de distribuirla con destino a Estados Unidos”.
Asimismo, el documento judicial resaltó que la guatemalteca había proporcionado “asistencia substancial al Gobierno (de EE.UU.) en la persecución de otros”.
En enero de 2012, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció la imposición de sanciones a la citada narcotraficante y a otras siete personas y entidades vinculadas con su banda, que abastecía a los cárteles mexicanos.
El Departamento del Tesoro puntualizó entonces que Chacón Rossell lideraba una “organización de tráfico de drogas y lavado de dinero” con sede en Guatemala, que operaba también en Honduras y Panamá y abastecía a los cárteles mexicanos.
La guatemalteca estaba considerada por Estados Unidos una de las narcotraficantes más importantes de Centroamérica y la responsable del envío mensual de miles de kilos de droga a Estados Unidos a través de México.
En la acusación presentada contra Chacón Rossell en agosto de 2011 por un gran jurado de EE.UU., se la incriminaba del delito de “conspirar intencionalmente con otros para distribuir (…) cinco kilos o más de una mezcla que contenía cocaína”.
La mujer afrontaba una condena de hasta cadena perpetua, como pena máxima por el cargo de “conspiración para distribuir cocaína con conocimiento de ello y de que sería ilegalmente enviada a Estados Unidos”, de acuerdo con el documento judicial de 2011.
Entre los implicados en el caso figuran también Jorge Andrés Fernández Carbajal, marido de Chacón, de nacionalidad hondureña y responsable del “apoyo logístico” a la banda que lideraba su mujer, además de Hayron Borrayo.