Migración y ERD, unifican plan para comenzar desde mañana jueves, las repatriaciones de indocumentados.

(foto Anthony Rodriguez)

Santo Domingo. El Ejército de República Dominicana (ERD) y la Dirección General de Migración trabajarán de manera conjunta en el proceso de repatriación de extranjeros que no hayan cumplido con el proceso de regularización a partir de mañana, jueves.

El convenio fue firmado por el general del Ejército, José Eugenio Matos de la Cruz, y el comandante y director general de Migración, Rubén Darío Paulino Sem, en la sede de la Comandancia General del Ejército, ubicada en el kilómetro 25 de la Autopista Duarte.
Al término de la firma, el mayor general Matos de la Cruz resaltó que el ejército tiene como misión asegurar, controlar y defender la zona fronteriza terrestre de toda amenaza que atente contra los intereses nacionales de seguridad o que puedan afectar la identidad cultural dominicana.
Asimismo, sostuvo que la visión del ejército es ser moderno, profesional, organizado y entrenado para cumplir su misión de forma eficiente, en base a la excelencia del personal y al mejoramiento de su calidad de vida.
Por su parte, el mayor general Paulino Sem dijo que la misión de la dirección de Migración es velar por el cumplimiento de las leyes y normas que regulan la entrada y salida de nacionales y extranjeros a territorio dominicano, así como regularizar la permanencia en el país de aquellos inmigrantes que, de acuerdo a sus casos particulares, cumplan los requisitos necesarios.
El acuerdo contempla que el ejército colaborará con la Dirección General de Migración cediendo, en calidad de prestado, los espacios físicos que tiene disponible en los puestos fronterizos de Jimaní, Dajabón, Elías Piña y Pedernales, los cuales servirán de acogida para los extranjeros ilegales que serán repatriados al momento de finalizar el Plan de Regularización de Extranjeros.
De acuerdo a este convenio, Migración hará uso de los espacios cedidos en calidad de préstamo por el ejército, mientras dure el proceso de repatriación a los extranjeros ilegales.
Las partes velarán para que todos los asuntos contemplados en el acuerdo se realicen vigilando la Constitución, los tratados internacionales sobre derechos humanos y las leyes que conforman el ordenamiento jurídico.
Las instituciones que suscriben el presente acuerdo designarán en cada una de ellas un enlace para el seguimiento del presente convenio.

Este acuerdo tendrá una duración de un año, a partir de la fecha, pudiendo ser renovado después de terminado este plazo, si así las partes lo convienen por el tiempo que estas consideran, según fue redactado por la notario público, Denise Castillo Guaba.(listin diario)