Joven, involucrado en el robo de la computadora del periodista Zapete se entrega, alega es inocente.



Dalton Herrera

Santo Domingo. Se entregó ayer el joven Ángel Ariel Deñó Campusano, acusado de perpetrar el robo en la residencia del periodista Marino Zapete.
El abogado del imputado, Andrés Toribio, realizó la entrega del sospechoso al encargado de robo de la Policía, mayor Antonio de los Santos, en su oficina de Derecho, ubicada en la Plaza Gloria del sector Alma Rosa, asegurando que su cliente es inocente debido a las pruebas que posee.
“Nosotros tenemos unos CD´s donde se escucha a Tony Beltré, uno de los prófugos, desvinculando claramente a Deñó Campusano y revelando que solo tres personas cometieron el robo, además asegura que hubo traición dentro de la misma banda porque solo el occiso Fabián Arias Matos sabía el móvil del robo”, afirmó Toribio. 
Añadió que Arias Matos “mostraba interés solo en la computadora de Marino Zapete”. 
Toribio suministró las pruebas a la Policía, mientras el imputado era trasladado ante el Departamento de Robo del cuerpo del orden. 
El abogado aseguró que Deñó Campusano fue captado por cámaras de seguridad de una farmacia del ensanche Luperón, lo que comprueba que el día del robo, sábado 27 de junio, estuvo todo el día y parte de la noche en una casa de la calle Proyecto 17, número 41.

Mientras, Deñó Campusano reveló que los involucrados en el robo querían adjudicarle el delito porque él antes pertenecía a la banda, pero luego de ser procesado por hurto en 2013, abandonó al grupo.