Los colegios, anuncian que aumentaran sus tarifas este año escolar, otra vez


Como cada año el mes de agosto, víspera del inicio del período escolar 2015-2016, llena de preocupación e impotencia a miles de familias con hijos inscritos en colegios privados ante las inminentes alzas de las tarifas mensuales dispuestas por los propietarios de estos centros, en detrimento de los ya maltrechos ingresos familiares.

Mientras los salarios de los trabajadores del sector público y privado se mantienen estáticos, se prevé que las mensualidades de los colegios aumenten entre un seis y un 15 por ciento, bajo el argumento de que los costos de los impuestos, servicios, materiales y los salarios del personal docente han registrado incrementos sustanciales.

Según asegura el presidente de la Federación de Padres con Niños en Colegios Privados y Escuelas Públicas (Fedepadres), Juan Ávila Abreu, hay algunos colegios que, además del aumento de la tarifa, están obligando a los padres a adquirir un “paquete especial” de la editorial Santillana, que contiene los libros digitales en una plataforma virtual, cuyo precio excede los RD$9 mil, pero que no incluye todos los textos a usar en ese año lectivo, el cual debe ser pagado antes del día 7 de agosto, ya que de lo contrario, corren el riesgo de que sus hijos sean colocados en lista de espera.

“¿Qué tenemos que buscar los padres para entrar?: Reinscripción, el pago de un mes por adelantado, el paquete “Compartir” de la editorial Santillana; completivo de libros; útiles escolares; uniformes (dos de deportes, dos de clases, un par de zapatos, un par de tenis) y por último una computadora en buen estado para poder enviar las tareas por Internet”, detalló Ávila, refiriéndose específicamente al Colegio Cristiano Génesis.

Reveló que además de este centro, tiene información de que alrededor de 40 colegios también están por implementar la misma medida, la cual consideró abusiva e ilegal, por lo que anunció que Fedepadres interpondrá un recurso ante el Tribunal Constitucional a través de sus abogados Reynaldo Fermín, conjuntamente con el doctor Carlos Balcácer, por daños y perjuicios a todos los colegios que pretendan ejecutar la nueva normativa.

“En algunos colegios privados el pasado 17 de junio durante la entrega de notas se presentó este proyecto a forma de conocimiento, pero en ningún momento les dijeron que esa era la nueva modalidad adoptada por el colegio para este año escolar que empieza en agosto”, indicó Ávila.

En ese sentido, hizo un llamado a las asociaciones de padres y amigos de la escuela y al propio ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, para que se investigue el caso y se detenga la referida iniciativa.

Golpeo a la clase media

Para la vicepresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera, no existe voluntad de parte de las autoridades educativas de poner freno a los aumentos que cada año golpean severamente a la clase media, pese a que existe una normativa que busca regular estos centros.

“El Estado como garante del derecho a la educación y sobre todo, teniendo en cuenta que no tiene todavía la capacidad para dar respuesta a esa demanda, debería intervenir porque estamos hablando de un derecho fundamental consagrado en la Constitución. Al final, eso se traduce en una privación del derecho a la educación porque el que no pueda buscar ese monto tendría dificultades para inscribir a sus hijos”, afirma.

La dirigente gremial deploró que los funcionarios que están llamados a jugar este rol le “saquen el cuerpo” a su responsabilidad y la traspasen a las familias.

“No se trata de una cartera ni de un zapato... es un derecho”

“El Estado tiene la obligación de garantizar la educación. No se trata de una cartera, ni de un zapato que es una mercancía, que tú vas al mercado a comprarla y el mercado define el precio, y si tú tienes tú la compras y si no tienes no la puedes adquirir, pero la educación no se puede manejar así porque no es una mercancía, es un derecho humano, fundamental y el estado tiene que ser garante de ese derecho. Entonces, esa no puede ser la respuesta”, manifiesta María Teresa Cabrera.

Migración hacia tanda extendida

Tanto Ávila como Cabrera coinciden que ante los reiterados aumentos, muchas familias han optado por sacar a sus hijos de los colegios para solicitar inscripción en las escuelas públicas tras la implementación de la tanda extendida y la construcción y mejora de los planteles escolares.

María Teresa Cabrera sostiene que habrá que esperar las estadísticas finales del año escolar 2014-2015 para hacer las comparaciones, a fin de determinar qué tanto se ha movido la población estudiantil de un sistema a otro.

“Tener un sistema de educación pública de calidad, de amplia cobertura que contribuya a la cohesión social donde haya espacio para toda la población que demanda un derecho fundamental como es a la educación, sería una cosa buena. Que la clase media pueda dejar de sacrificarse pagando educación privada porque el sistema público tenga cobertura y se ofrezca buena educación”.

No obstante, señala que una de las necesidades del sector educativo sigue siendo la ampliación de la cobertura de la educación pública, que exceptuando el nivel básico, que es donde más se ha avanzado, mantenía en 2012 alrededor de 11% de estudiantes de entre 6 y 13 años fuera del sistema.

Muchos colegios venden los libros y uniformes 

Además de los aumentos tarifarios, los padres se enfrentan cada año a las temibles listas de libros, útiles escolares  y uniformes, que en muchos casos deben ser adquiridos en los mismos centros educativos. “Nos están sujetando y encadenando a tener que comprar los libros al respectivo colegio. No le dan oportunidad a los padres de cambiar los libros. Si se aprecia, en la lista no ponen los nombres de los libros a usar para que no sean comprados exteriormente. Este es un negocio redondo que tienen con nosotros”, afirma Ávila. Esta situación fue constatada por elCaribe en varios portales de internet de colegios privados, donde convocan a los padres a partir del 3 de agosto a comprar los libros y los uniformes.
Opiniones

María Teresa Cabrera
VICEPRESIDENTA DE LA ADP


La dirigente del gremio profesoral deploró que las autoridades del Ministerio de Educación no asuman su rol de ente regulador para evitar los reiterados aumentos y en cambio, declinen su responsabilidad en los padres de familia. Cabrera añadió que como siempre, la clase media será la más golpeada por esta situación.

Juan Ávila Abreu
Presidente de Fedepadres

Afirma que los padres no se oponen a los cambios, sino que creen que hay reglas y normas que deben respetarse. “No somos millonarios, somos personas que trabajamos para darle a nuestros hijos una mejor formación escolar para el beneficio de la nación, pero a la vez necesitamos mediciones conforme a la realidad económica del país”.(noticias RD)