RD, firme dice no necesita intermediación de la OEA, en plan de regularización, ya que los dos países no están conflicto, que amerite su intervención.


SANTO DOMINGO.- El gobierno de la República Dominicana rechazó esta tarde el informe de una misión técnica de observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) que visitó este país y Haití recientemente, por entender que “no existe correspondencia” entre su contenido descriptivo y el conjunto de conclusiones y propuestas que plantea.
Un documento que fue leído en rueda de prensa en el Palacio Nacional por el canciller Andrés Navarro, señala que estas últimas “parten de premisas no sustentadas por el propio informe”, como es el caso de una alegada “situación humanitaria” y la necesidad de una mediación entre ambos países para resolver “disputas migratorias”.
Esta reacción se produce apenas horas después de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, diera a conocer en Washington el informe que rindió una misión de observación de este organismo hemisférico que visitó hace varias semanas la República Dominicana y Haití para observar la situación generada por la aplicación por parte del gobierno de Danilo Medina de un Plan de Regularización de Extranjeros.
Dicho informe  advirtió, que “existen personas en riesgo de no contar con ninguna nacionalidad reconocida, pese a los esfuerzos del gobierno dominicano para implementar una política migratoria”.  La OEA se ofreció a facilitar un diálogo entre los dos países y recomendó que se organice un encuentro bilateral para encontrar “vías de solución a las dificultades presentes”.  Además, la misión consideró conveniente “establecer un mecanismo de entendimiento” que permita el traslado de personas entre ambos países y buscar formas para ayudar a los desplazados, “en particular los más vulnerables”.
No ha solicitado intermediación
Sin embargo, el documento leído por Navarro señala:  “La República Dominicana reafirma que no ha solicitado ni requiere la intermediación de la Secretaría General de la OEA por entender, primero, que no existe actualmente un conflicto entre ambos países que amerite tal cosa. Segundo, que la política migratoria dominicana y sus mecanismos de aplicación son de la exclusiva competencia de nuestro Estado y no son objeto de negociaciones”.
Recuerda que existen los mecanismos de diálogo bilateral entre ambos países, los cuales se podrán restablecer “tan pronto como el gobierno haitiano deponga su actitud de desacreditar a la República Dominicana, como mecanismo de evasión de su responsabilidad para con la población haitiana”.
En la rueda de prensa, junto al Canciller Navarro, estuvieron los secretarios de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y de Interior y Policía, José Ramón Fadul.
Texto del documento 
El texto del documento del Gobierno Dominicano es el siguiente:
“En el día de hoy el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), presentó ante el Consejo Permanente de esa organización el informe de una misión técnica de observación que visitó a la República Dominicana y a Haití.
En su documento la misión recogió las acciones desplegadas, los actores con quienes compartió, así como los lugares que visitaron. Al concluir, la misión de la OEA hace una serie de observaciones y recomendaciones.
Luego de tomar conocimiento del informe, el Gobierno Dominicano desea hacer las siguientes precisiones:
– Reconoce la labor técnica realizada por el equipo de la misión de la OEA, en el sentido de haber escuchado a todos los sectores involucrados en la situación migratoria dominicana, y haber descrito en el informe las diferentes opiniones y posiciones.
– Sin embargo, verifica también que no existe correspondencia entre el contenido descriptivo del informe, y el conjunto de conclusiones y propuestas que plantea.
– La parte descriptiva del informe es una clara demostración de que las acusaciones que se han vertido durante las últimas semanas contra la República Dominicana son falsas e infundadas, en específico las referidas a una inexistente crisis humanitaria y de supuestas violaciones sistemáticas de derechos humanos.
Sin embargo, las conclusiones y recomendaciones parten de premisas no sustentadas por el propio informe, por ejemplo, retomando la mencionada “situación humanitaria” y sugiriendo la necesidad de una mediación entre ambos países para resolver “disputas migratorias”.
La República Dominicana reafirma que no ha solicitado ni requiere la intermediación de la Secretaría General de la OEA por entender, primero, que no existe actualmente un conflicto entre ambos países que amerite tal cosa. Segundo, que la política migratoria dominicana y sus mecanismos de aplicación son de la exclusiva competencia de nuestro Estado y no son objeto de negociaciones. Y en tercer lugar, recordamos que existen los mecanismos de diálogo bilateral entre ambos países, y que se podrán restablecer tan pronto como el gobierno haitiano deponga su actitud de desacreditar a la República Dominicana, como mecanismo de evasión de su responsabilidad para con la población haitiana.

Finalmente, el gobierno de la República Dominicana reitera su compromiso de seguir trabajando por la debida identificación y regularización quienes habitan en su territorio, y por la protección y garantía de los derechos de todas las personas”.(al momento))