Anthony ríos, tranquilo espera la fecha para ser sometido a una cirugía, a corazón abierto.



Ramón Almánzar.

Santo Domingo. Cuando Anthony Ríos vio ayer entrar a Joseíto Mateo a la habitación que ocupaba en el Centro de Otorrinolaringología su reacción fue de sorpresa y su primera expresión llena de vida: “Ya yo sé que de esta no me voy”.
Entonces comenzó a bromear con el legendario colega, que lo fue a visitar para conocer sobre su estado de salud y, en específico, la operación a corazón abierto a la que será sometido en una fecha aún no determinada para corregir la afección coronaria.
El artista fue sometido a un proceso de cateterismo que determinó una obstrucción en el tronco de la arteria coronaria izquierda.  
“Anthony fue dado de alta (la tarde del martes), ya se encuentra en su casa y por su notable mejoría no será operado el jueves como anunciamos”, dijo su representante, Raphy D’ Oleo.
El próximo martes se haría una junta médica para determinar la fecha de la operación, indicó D’ Oleo.
Luego añadió: “Los médicos prefieren llevar todos los parámetros de su organismo a los niveles normales para hacerle una cirugía con seguridad”.
Visita de Mateo
Ayer, en la conversación con Joseíto Mateo,  Anthony habló maravillas de su inesperado visitante: “Yo he visto poca gente que merezca la gloria suya. Artistas de ese calibre diría que Celia Cruz. Uno siente cuando lo ve a usted que el alma le hace una reverencia”.
La relación entre ellos se remonta a décadas pasadas. En 1975 Joseíto le grabó su composición “Pudiera ser”.Según Anthony, “fue el primer y único artista” que la incluyó en un disco. Joseíto habló menos, pero le llevó un regalo: su nuevo disco, que incluye su versión en salsa del clásico “¿Qué será?”.
Zoila Puello le hizo la salvedad de que Joseíto tiene 96 años, pero Anthony anotó: “Si lo contamos en años, pero si lo contamos en historia tiene la misma edad que la patria, porque ¿quién es más patria que él?”.

CONDICIÓN ESTABLE 
El cardiólogo de Anthony Ríos, José Maldonado, explicó, según un comunicado enviado, que él se encuentra en situación estable. “No hay mayores riesgos que los de una cirugía cualquiera y él está respondiendo

perfectamente a toda la preparación para la intervención”, indicó el galeno. Ayer, cuando le preguntaron sobre su preparación para la operación a corazón abierto, Anthony afirmó: “Estoy dispuesto para morirme ahora mismo. Es que he vivido 65 años plenos, tuve el privilegio enorme de trabajar nueve años con Johnny Ventura, de que Rafael Corporán me diga hermano y de que Joseíto Mateo me haya grabado Pudiera ser”.