Que tragedia, un niño de 6 años mata a su hermanito de 3 de un disparo, mientras jugaban con el arma.




Chicago (EE.UU.).  Un niño de seis años mató a su hermano de tres cuando jugaban a los policías y ladrones con un arma que el padre de ambos dejó encima del refrigerador, en una vivienda en Chicago (EE.UU), informó ayer la Policía.

Según detalles divulgados por las autoridades, los niños jugaban cuando el mayor tomó el revólver calibre 32 y le disparó a su hermano.
El padre de los menores, Michael Santiago, un expandillero de Spanish Cobras, de 25 años, fue acusado de imprudencia y procesado por la muerte del menor.
Santiago se encontraba en el trabajo en el momento del incidente, ocurrido el sábado por la noche en un apartamento del barrio Humboldt Park, mientras que la madre de los niños había salido, y estos eran cuidados por uno de los abuelos.
Santiago admitió a la Policía que había comprado el arma en la calle para protegerse porque temía represalias de la banda después de haber testificado en un juicio por homicidio.
Inclusive, una semana antes le había mostrado el revólver a su hijo de seis años, con la salvedad de que era algo que solamente usaban los adultos.
En una audiencia realizada el domingo, el juez James Brown calificó de "tragedia" lo sucedido, pero igualmente responsabilizó a Santiago porque "esto es lo que sucede cuando las personas, que no deben, poseen armas", expresó.
"Es por eso que ya contabilizamos 2.300 personas baleadas en Chicago en lo que va del año", agregó.

La Fiscalía pidió originalmente una fianza de un millón de dólares, pero el juez la fijó en 75.000 dólares.(EFE)