3 dominicanos, incluyendo una mujer, podrían ser condenado a cadena perpetua, acusado de narcotráfico.


NUEVA YORK._ Dos hombres y una mujer nativos de la República Dominicana y acusados por tráfico de heroína mezclada con Fentanilo y otros delitos en  New Hampshire, enfrentan penas de cadena perpetua y décadas en la cárcel, si son hallados culpables en un juicio por múltiples cargos relacionados.

Los detenidos son Francisco de Jesús de 34 años de edad. Junior Díaz de 31 y Vanesa Montero de 30, quienes fueron arrestados por agentes antinarcóticos de la ciudad de Brentwood por venta de heroína en el poblado Plaistow, el 15 de diciembre de 2015.

Todos residen en Lawrence (Massachusetts).

El trío estaba bajo vigilancia por detectives del Grupo de Trabajo Anti Drogas de la Oficina del Sheriff del condado de Rockingham y de Jesús y les vendieron drogas a encubiertos.
El primero, de Jesús, se enfrenta a cadena perpetua.

Es acusado de un cargo por venta de estupefacientes y posesión de drogas con intención de distribuirlas.

Díaz, es acusado de un cargo por posesión de drogas para traficarlas y podría ser condenado entre 15 a 30 años en prisión y una multa de hasta $500.000 dólares.

Montero, es acusada de un cargo de posesión de una droga controlada con intención de distribuirla.

Ella también se enfrenta a una potencial sentencia de 15 a 30 años y multa de hasta $500.000.

Durante su primera comparecencia en la corte en diciembre,  de Jesús le dijo al juez Robert Stephen, que él no tenía ninguna participación en la venta de heroína. "Recuerdo que yo no le sirvo a nadie ni a nada. Quedé atrapado con mis cosas en el carro", dijo de Jesús cuyo abogado pidió  una fianza más baja en esa ocasión.

La investigación se inició el 14 de diciembre, cuando los investigadores ubicaron a un hombre que en el estacionamiento de una tienda local en  la ruta 125 en Plaistow.

El hombre parecía "muy enfermo", y se fue a una farmacia cercana para ir al baño, según un reporte bajo juramento del sargento Scott Peltier.

El sospechoso fue detenido por posesión de heroína y agujas. La policía hizo que el adicto cooperara para hacerles una compra a su proveedor, un hombre identificado como "Frankie".

El sospechoso "Frankie", regresó al estacionamiento de la tienda al día siguiente, después de haber acordado vender cinco gramos de heroína por $ 200, dijeron los investigadores.

El reporte sostiene que de Jesús supuestamente entró en el aparcamiento con dos personas más en su vehículo, que eran Díaz y Montero.

El adicto se metió en el carro y luego se desplazó por el estacionamiento con de Jesús y los demás.

Momentos después, se quedó en frente a la tienda. La policía entró y detuvo al trío en el carro cuando aún estaban en el estacionamiento.

La policía dijo que, la heroína traficada por de Jesús, se podía ver a simple vista, porque estaba en polvo y embasada en una bolsa plástica.

Un examen de laboratorio, mostró que el polvo, se trataba de heroína mezclada con fentanilo, la segunda una sustancia varias veces más fuerte que la Morfina.

Los estados de la zona de Nueva Inglaterra, entre estos Massachusetts y New Hampshire han endurecido sus leyes contra los narcotraficantes de esa mezcla, que ha matado a cientos de adictos en los últimos años.


Las condenas van desde 50 años, cadena perpetua, la segunda en caso de que algún adicto muera por la droga que le vende el traficante.(Diario extra inf.)