Lanzador dominicano, de los gigantes de san francisco recibió tremendo lineazo, que lo llevo al hospital para ser evaluado.

MESA, Arizona, EE.UU. — El lanzador dominicano Johnny Cueto, de los Gigantes de San Francisco, fue llevado el lunes a un hospital para someterse a una revisión, después de que fue alcanzado en la cabeza por un lineazo que, sin embargo, no lo obligó a abandonar el juego.
Cueto fue golpeado en la cabeza por la pelota que bateó el jardinero de Oakland, Billy Burns, al primer lanzamiento de la parte baja del primer inning. Tras alcanzar al serpentinero, la bola se fue hacia el jardín central, para un doblete.
Los kinesiólogos del equipo examinaron al lanzador derecho, quien después hizo un par de lanzamientos, determinó que podía continuar y finalizó su labor de tres innings. Luego, se le llevó al hospital como medida de precaución, para someterlo a exámenes que descartaran una conmoción cerebral.
El dominicano permitió tres carreras, todas con un jonrón de Josh Reddick, así como cinco imparables. Dio un boleto y recetó un par de ponches.
Cueto, agente libre antes de esta temporada, firmó con San Francisco por seis años y 130 millones de dólares.(el vocero de puerto Rico)