Presentan un video donde evidencian que el sindicalista choferil Arsenio Quevedo, tenia en su poder un arsenal ilegal.


SANTO DOMINGO. El presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin), Arsenio Quevedo, tenía “un contingente armado con armas de alto calibre de manera ilegal”, los cuales presuntamente ejecutaban las órdenes que él les daba.
Durante un allanamiento realizado por el fiscal Waner Robles en la residencia del acusado de dirigir una banda de sicarios junto al regidor por Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, alias Ney, en el ensanche Isabelita, en Santo Domingo Este, se ocupó un DVR conteniendo videos en los cuales se muestran a varias personas y al propio imputado mostrando las armas.
“Se ocupó un DVR conteniendo videos en los que se muestran a varias personas saliendo de la casa, así como al mismo acusado, todos mostrando unas armas ilegales de alto calibre, entre otras armas de fuego, lo cual es muestra del contingente armado que ostenta el referido acusado Arsenio Quevedo para resolver conflictos generados en el transporte”, expresa la Fiscalía en la solicitud de apertura a juicio.
El auto de apertura a juicio del cual está apoderado el Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional incluye además al expolicía Amauris Cabrera Martínez, a Félix Lora de Jesús, Cristino Batista Roa y Danilo Octavio Reynoso, bajo la acusación de malhechores y porte ilegal de armas.
En allanamiento a la celda donde guarda prisión Cabrera Martínez en La Victoria, se incautaron seis celulares donde se encontró un audio de voz que vincula al regidor con los supuestos sicarios.
“A los choferes de Juana Saltitopa, yo lo maté a los dos porque Ney me mandó a hacerlo, porque eran enemigos de Ney, y yo los maté a los dos, les di un tiro en la cabeza a cada uno, para que respeten, y si tengo que volver hacerlo, lo hago de nuevo, a mí no me tiembla el puño para darle un tiro a cada uno en la cabeza para que sepan que a mí no me importa”, dijo Cabrera en el audio.(diario libre)