Dice jefe de la PN, que con la nueva ley policial, derrotara la delincuencia y la criminalidad, vamos a esperar el 16 porque de que habrá cambio lo habrá

Jefe de la policía confía delito será derrotado

Guillermo Pérez

Santo Domingo. El mayor general Nelson Peguero Paredes, oficial superior al mando de la Policía Nacional, está optimista por la unidad y fortaleza de esa institución, a cuyo seno llegó ayer la ola de cambios con la promulgación presidencial de su Ley de reforma, elevando su confianza en una derrota definitiva de la delincuencia, que a su vez allanaría el camino hacia un ambiente de tranquilidad en el país.

Paredes evaluó y juzgó “excelentes” los resultados del trabajo conjunto desplegado por ese cuerpo y las ramas militares en la ejecución del nuevo diseño de lucha contra la criminalidad y la delincuencia en el país.
Entre otras cosas dijo, aunque sin precisar fecha, que el aumento de salario en la Policía será “a todos los niveles y en el menor tiempo posible”, aunque advirtió que solo aplicará a los que trabajan, y los que no “que les pague otro”.
Igual manifestó su oposición a la práctica de degradar a agentes separados de la institución por involucrarse en delitos, algo que, automáticamente, desaparece con la nueva ley de reforma policial. A partir de la promulgación de la legislación también el jefe de la Policía pasará a denominarse director.
Peguero Paredes habló en su despacho para Listín Diario, donde dijo que su gestión mantendrá una lucha firme y continua para bajar el problema de la delincuencia a nivel satisfactorio para la población.
Al resaltar los resultados de la línea de combate trazada frente a este flagelo, mencionó la reducción de las muertes violentas, atracos, robos de celulares, arrebato de carteras en la vía pública, entre otros.
“Los resultados han sido excelentes, cosa que ve bien la población”, dijo el jefe policial, quien apoya su parecer en el hecho de que “hemos verificado una reducción significativa de las denuncias y las muertes violentas”.
Con ese progreso en el trabajo, dijo, “vamos a continuar con estos operativos y evaluaremos periódicamente la situación, corrigiendo distorsiones que puedan suceder y mejorar el patrullaje que tienda a reducir la criminalidad”.
El recién inaugurado sistema de denuncias está dando sus resultados, según Peguero Paredes, con el que antes dice tenía inconvenientes para trabajar, habiendo ahora un cambio tras la ayuda aportada por la Agencia de Cooperación Española y una compañía privada.
“Esta colaboración le ha permitido a la Policía la instalación del sistema, al día de hoy, en más de cien puntos del territorio”, informó.
“Lo importante de esto es que este sistema va a crear una base de datos mediante el cual vamos a poder direccionar el trabajo del policía de manera eficiente”, manifestó.
“Lo que estamos haciendo ahora es utilizando la base de datos que se generó con las denuncias del 9-1-1, y en esos puntos donde hay índices altos de criminalidad hemos enfocado y hecho hincapié en el trabajo de los policías, a los fines de dar respuesta a los hechos que se están suscitando en todo el país”, agregó.
Ahora, añadió, con este sistema a disposición, “lo que nos falta es crear confianza suficiente en la gente para que asista a denunciar los hechos que suceden y así nosotros mejorar la eficiencia de la Policía, con un posicionamiento de lo que pasa realmente en la vía publica”.
El alto mando policial sabe que ese cuerpo de orden público no tendrá éxito sin el respaldo de los ciudadanos y por eso habla con determinación de la línea de adecentamiento interno que está en marcha.
Aquí se refirió a los policías que incurren en delitos, diciendo que serán sancionados sin contemplaciones y referidos a los organismos de justicia competentes para que respondan por sus hechos.
Pero defiende a la institución con firmeza y a los buenos oficiales y subalternos que cumplen con su misión y acatan los dictados de la ley y los reglamentos internos.
“La mayoría de nosotros está aferrado a la institución y estamos tratando, día por día, de mejorar el servicio de los ciudadanos”, enfatizo.
“Esos policías que incurren en violaciones a la ley no son por lineamientos de la institución ni de la jefatura”, dijo. “Son cosas que ellos hacen de manera deliberada, pero inmediatamente nosotros tenemos la información de esos hechos producimos los sometimientos a la justicia que ameritan, para que respondan en los tribunales por sus hechos”, agregó.
Al exponer este caso e insistir en la ola de cambios que se registran en el seno de la Policía, el general Peguero Paredes opina que la población, ahora “con más fe”, debe acudir a denunciar, aunque sean policías los denunciados.
 “Si aquel que cometió un hecho, una violación, fue un policía, bueno, pues la responsabilidad es de la ciudadanía de denunciarlo, para nosotros tomar las medidas de lugar”, insistió.
Apoyo en equipamiento 
A día de hoy, el equipamiento de que dispone la institución está adecuado para cumplir con eficiencia el trabajo, según afirma el oficial.
“El presidente que más equipos le ha dado a la Policía Nacional es el presidente Medina.
No tenemos inconvenientes con equipo ahora mismo”, anotó. “Pudiéramos, en el futuro, ir implementando nuevas tecnologías, pero hasta ahora los equipos nos permiten hacer un servicio como lo demanda la ciudadanía”.  
Las degradaciones
Ahora relegada al pasado por la prohibición contemplada en la ley de reforma policial, promulgada ayer por el Poder Ejecutivo, el general Paredes hizo oposición a esta acción degradante.
“No estoy de acuerdo en que a un hombre haya que denigrarlo al momento de separarlo de la institución; yo si estoy de acuerdo en que se haga público para que la gente lo sepa y a los demás en la institución también les sirva de ejemplo”, dijo el oficial tres días antes a este redactor, durante un encuentro en su despacho.
“Nuestra estrategia es hacerlo público y hacer las formaciones generales para hacerlo también dentro de la institución, pero en eso de romperle la ropa y ultrajarlo, nunca estaremos de acuerdo con este método”, declaró. “Se pueden tomar las medidas de lugar, pero sin denigrar a un ser humano”, advirtió.
Lo que manda la ley
La nueva ley orgánica de la Policía Nacional, aprobada en el Congreso Nacional y promulgada ayer por el Ejecutivo, eliminó la degradación como sanción disciplinaria a los agentes.
Esa sanción ha sido aplicada por la Policía en cumplimiento de la ley 96-04, que contempla esta medida en su artículo 65, numeral E, cuando sus agentes incurren en faltas graves, sobre la dada de baja deshonrosa.
Con la promulgación de esta ley, la Policía solo podrá aplicar cuatro tipos de medidas disciplinarias, no seis como establece la ley anterior. El castigo que habrá de imponer la comisión, por faltas graves, será amonestación verbal, amonestación escrita, arresto por un máximo de 30 días y la separación definitiva del infractor. 
MEDINA PROMULGA NUEVA LEY DE LA POLICÍA NACIONAL
El presidente Danilo Medina promulgó ayer la Ley Orgánica de la Policía, con lo que se le pone fin a dos años de discusiones, debates y reclamos sobre una reforma integral al cuerpo del orden público. Con su promulgación comienza a correr un plazo de dos años para que el presidente Medina haga la reducción de hasta 20 generales que dirigirán la tropa policial, una de las medidas más importantes que se tomarán en el corto plazo según la legislación.
El visto bueno del Ejecutivo quedó marcado con la ley número 590-16, justo a dos semanas de que fuera aprobada por la Cámara de Diputados, luego de que se incluyera en la agenda priorizada del Poder Legislativo.
Otro de los cambios que trae la norma es que en lo adelante no habrá un “Jefe de la Policía”, como se ha llamado históricamente, sino que se tratará de un director general de la institución del orden, nombrado por el presidente de la República por dos años. La aprobación ocurre en un momento en que la población se queja porque entiende que han crecido los niveles de inseguridad y en medio de un reforzamiento del patrullaje conjunto de policías y militares.