Alex Rodríguez, se juega esta noche su último partido como yanqui, pegara los 4 cuadrangulares que le faltan para 700?


Alex bateó 351 jonrones con el uniforme de los Yanquis en 1,507 partidos con 1,94 vueltas remolcadas.
SANTO DOMINGO. Roberto Clemente llegó a 3,000 hits en su último turno en las Grandes Ligas, Kobe Bryant anotó 60 puntos en su partido final en la NBA y Peyton Manning cerró su brillante carrera en la NFL ganando el Super Bowll 50. ¿Cómo será el partido “final” de Alex Rodríguez esta noche (7:15) en Yankees Stadium?
Antes de que retomara fuerza ayer la versión de que los Marlins piensan ficharlo, Rodríguez subió al mediodía un TBT (throwback Thursday o jueves de antaño) a sus cuentas de Twitter e Instagram en la escuela secundaria (1993) con el mensaje: “Gracias a todos. Ha sido un largo viaje”.
El partido contra los Rays de Tampa Bay será transmitido para la República Dominicana por Digital 15 y Yahoo! en streaming.
¿Disparará los cuadrangulares que necesita para llegar a 700 (entró al juego de anoche necesitando cuatro y nunca disparó esa cantidad en uno de sus 2,782 partidos previos)? ¿Encontrará trabajo para convertirse en apenas el cuarto jugador en alcanzar esa cifra?
Barry Bonds, quien nunca falló a una prueba ni se demostró que se dopó como sí A-Rod lo ha confesado, no tuvo la chance en 2008 para remolcar las cuatro carreras que necesitaba y llegar a las 2,000, si bien en 2007 produjo 66 vueltas, bateó 28 jonrones y fue líder en transferencias (132) con 42 años.
Andrés Galarraga tampoco encontró espacio en 2005 cuando los Mets lo invitaron a los entrenamientos en la búsqueda de un jonrón para los 400. 
Tenía 43 años. Ted Williams dijo adiós al béisbol con un cuadrangular en 1960 al igual que Albert Belle en el 2000.
De acuerdo a una encuesta realizada a 24 ejecutivos de la Major League Baseball por Jayson Stark, de ESPN, 13 les dijeron que A-Rod no regresa en 2017, nueve que sí y dos que estará en los campos de entrenamientos.
“Está acabado”, le dijo uno de los entrevistados. “Al segundo que lo traiga significa que todos los días alguien le preguntará al dirigente: ‘¿Va a jugar A-Rod esta noche?’”, respondió otro, mientras que un tercero dijo: “Ya no es un buen jugador”. 
Uno de los que respondió afirmativo dijo: “Él está a cuatro jonrones de un club que solo tres jugadores en la historia lo integran (Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth). ¿Realmente crees que se irá a casa?”.
Lo cierto es que el madero de Alex es su peor enemigo para encontrar trabajo, si bien el equipo que lo fiche solo tendrá que pagarle el mínimo para 2017 (alrededor de US$520 mil) o su equivalente este año. Desde la pausa del Juego de Estrellas apenas batea de 31-3 (.097) y cuando cae en el conteo su promedio baja a .108.(diario libre)