Los dominicanos, son los latinos que mas están sobresaliendo en el NYPD.

 Dominicanos sobresalen en el NYPD

Desde los principios de la historia del Departamento de Policía de Nueva York(NYPD), para los inmigrantes y sus hijos ser un oficial era una forma de legitimar su importancia en Estados Unidos. Así hicieron los irlandeses a mediados de los 1800 y los puertorriqueños (aunque son ciudadanos estadounidenses) en la década de los 50 y 60, quienes luego formaron la Sociedad Hispana del NYPD.
Pero ahora la comunidad inmigrante latina que más rápido está creciendo dentro del NYPD son los dominicanos. En los últimos cuatro años, la mayor parte de los graduados de la Academia de Policía, que nacieron fuera de Estados Unidos, provienen de la República Dominicana.
En su oficina en el cuartel 33, William Aramboles, de 50 años, recordó que cuando comenzó su carrera en 1989 él era uno de dos oficiales dominicanos en su cuartel. Aramboles nació en La Vega, pero se crió en el Lower East Side.
En ese tiempo había mucho crimen en su vecindario y su madre fue víctima de un robo. Aunque primero quería ser maestro, acabó en la Policía porque “pensaba que era bien injusto que la gente estaba aprovechándose de los civiles trabajadores de la comunidad”.
 Comandante del cuartel 33 Wilson Aramboles en su oficina e Washington Heights. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY
Ahora, Aramboles es el comandante del cuartel 33 en Washington Heights. “Es magnífico ver el gran porcentaje [de dominicanos] aumentando y avanzando en los rangos”, dijo.

Tienen su propia unión

Este aumento ha ido a la par con el crecimiento de población dominicana en la ciudad que es, aproximadamente, 750,000 personas. Pero no pudo haber sido posible sin el esfuerzo de la Organización de Oficiales Dominicanos en Nueva York (NYDO) que se formó en 1993 para orientar a sus miembros, reclutar a más dominicanos  y crear más lazos con la comunidad mediante talleres y actividades.
“Uno no puede mantener orden en una sociedad si no representas la demografía de esa sociedad”, dijo el teniente Ángel Fermín quien es el presidente de NYDO. El oficial, de 45 años, se crió en la ciudad de padres dominicanos.
 Lt. Angel Fermín y la detective Raysa Galvez presidente y vicepresidenta de NYDO. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY
Fermín ha estado 24 años con el NYPD y estuvo presente en la primera reunión de NYDO en la cual, según recordó, hubo alrededor de 40 a 50 miembros. Hoy día, el número de miembros fluctúa entre 1,200 a 1,500. No todos los miembros dominicanos del NYPD forman parte de la organización y el NYPD no mantiene récords de cuántos dominicanos hay en la fuerza.
Fermín contó que la tensión entre la Policía y la comunidad dominicana fue lo que lo inspiró a formar parte de la Uniformada. “Quería educar a mi comunidad sobre las fuerzas policiales y los beneficios de la misma y también enseñarles a mis colegas lo que es ser dominicano y dominicano–americano, porque también tenían sus estereotipos de lo que un dominicano debe de ser o es basado en la percepción común de la televisión o lo que veían en la calle”, expresó.

El reto de ser mujer

La detective de segundo grado Raysa Gálvez, vicepresidenta de NYDO, mencionó la muerte del dominicano José “Kiko” García en 1992 como el incidente que la impulsó a ingresar a la Policía. Gálvez, de 46 años, se crió en el Alto Manhattan de padres dominicanos y ahora trabaja en la unidad policial de la fiscalía del Bronx asegurando la validez de casos viejos.
Uno de los retos que enfrentan estos tres oficiales dominicanos dentro de la Uniformada es demostrar que aunque se ven diferentes, tienen las mismas habilidades. “Siempre hemos tenido que trabajar más duro que nuestros colegas porque sabemos que nos vemos diferentes”. Sin embargo, Fermín dijo que esa mentalidad los ha hecho ascender más rápido.
Para Gálvez esa presión es aún más fuerte por ser mujer. Ella dijo que en casi todas sus asignaciones es la única mujer. “Para mí eso es un reto—demostrar que lo puedo hacer igual y a veces hasta mejor”, aseguró.
Pero ella siente que bajo Bratton ha mejorado el clima. “Ahora mismo se está dando mucho a dónde está la mujer dentro de la policía porque se ha demostrado que son mucho más educadas y tienen mucho más rango pero no las posiciones merecidas”, dijo.
El Comisionado hizo posible las solicitudes digitales a puestos cual ha sido beneficiosas para los latinos y las mujeres ya que obliga a las personas empleando que den razones por no entrevistar a los solicitantes.
 Los dominicanos son la comunidad latina que más rápido está creciendo dentro de la Uniformada. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY
Acercarse a la comunidad
Otras veces el reto es con la comunidad. Muchos policías sienten que los medios pintan una cara negativa de los oficiales.
“Tenemos un trabajo que hacer y es difícil. A la gente no le gusta que le digan qué hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo pero desafortunadamente así mantenemos el orden público y la realidad es que si no tenemos el apoyo de la comunidad no podemos”, dijo Fermín. En su posición como presidente de NYDO, trata de servir como un oficial que la comunidad pueda acudir.
Gálvez también trata de cerrar la separación entre policías y comunidad mostrando que “yo soy humana y me crié peor o igual que tú”. Ella asegura que hablar coloquialmente y defender a los trabajadores es parte importante de ganar la confianza del público.
Para el comandante Aramboles su reto es seguir bajando el crimen en la zona de su cuartel para que los residentes puedan “sentirse seguros y disfrutar su comunidad”. En su primer año, pudo lograr bajar el crimen y espera continuar este año.
Algo que lo ayuda con esta misión, es poder hablar en el idioma de su país. “Para mí es bien importante hablar ambos idiomas”, dijo, explicando que hay mucha gente mayor en Washington Heights que no hablan inglés. “Yo puedo escuchar tus preocupaciones en español”, expresó.
Los tres mostraron gran orgullo por el nombramiento de Carlos Gómez como el próximo jefe de departamento. “Él es un modelo a seguir para nosotros los hispanos y todo el mundo”, dijo Aramboles que trabajó bajo el mando de Gómez y considera su nombramiento uno de los logros más importantes para la comunidad latina uniformada.