Presidente, de asociación de bodegueros considero irrisoria, fianza fijada al asesino del comerciante Félix Rosario, en Newark

Califican de irrisoria fianza impuesta asesino bodeguero Newark
NEWARK, Nueva Jersey.- Como irrisoria calificó el presidente de la Asociación de Bodegueros de Estados Unidos (ASOBEU), Ramón Murphy, la fianza de 700 mil dólares impuesta al presunto asesino del bodeguero dominicano Félix Rosario, apresado en El Bronx dos días después del crimen.
Murphy manifestó que con esta fianza “pírrica y de poco monto económico a quien asesino a mansalva y frente a unos de sus hijos a Rosario, con la ayudada de posibles cómplices”,  podría estar en la calle en pocos días y continuar con sus actividades delictivas.
Expresó que las autoridades judiciales debieron ser más severas en la aplicación de la medida cautelar, con el objetivo de enviar un mensaje firme a los que se dedican a este tipo de actividad contra los trabajadores de pequeños negocios.
“Aún no sabemos las razones que llevaron a esta persona a acometer el vil asesinato, pero ningún motivo puede ser tan grande para quitarle la vida a un ser humano y menos de esta forma y frente a su hijo”,  expuso el líder.
Así mismo, el representante del sector bodega pidió a las autoridades policiales ampliar las investigaciones para aclarar el caso, ya que a su juicio, el mismo luce como un asesinato por encargo, en el cual pueden haber más implicados.
 “Nuestra asociación se mantendrá pendiente del proceso judicial, para que el asesinato de Rosario no quede impune y los culpables sean condenados a la pena máxima que impone la ley”, señaló Murphy.
Invitó a los bodegueros del área triestatal a acompañar a los familiares el próximo jueves en la funeraria Cotton, ubicada en el 1025 Bergen St., de Newark, donde serán velados los restos de Rosario.   
El sospechoso del asesinato, de quien las autoridades no han dado a conocer el nombre,  fue arrestado por la unidad de fugitivo del FBI y la oficina del fiscal del condado Essex,  y de acuerdo a los familiares, esta persona vive a pocos metros de la bodega, donde fue cometido el crimen.
Fue transferido a la correccional de Essex tras haber sido acusado de asesinato y posesión ilegal de un arma de fuego así como la imposición de una fianza de 700 mil dólares.