Presidente Medina, anuncia aumento para policías desde este mes y a los militares desde el 1ero de julio de este mismo año.

Presidente anuncia aumentos 100% e incentivos a militares y policías de RD, buscará mejorar seguridad ciudadana
SANTO DOMINGO.- El presidente Danilo Medina reafirmó que ha dispuesto aumentos de salarios de mas de cien por ciento  y mejorías de condiciones para los miembros de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de la República Dominicana.
Dijo que el aumento de salarios e incentivos a los policías tendrá vigencia a partir de este miércoles primero de marzo, en tanto que el de los militares en julio del presente año.
Indicó que ambos serán incluidos en un programa de financiamiento por más de cien millones de pesos para que puedan obtener el inicial para la  adquisición de viviendas.

Expresó que un raso de patrulla que gana 7 mil pesos pasará a ganar 16 mil 150, para un aumento de 131%, y un capitán supervisor de zona pasará de 17 mil 500 a 36 mil.
Tras resaltar que ya todos los miembros de la Policía pasaron a formar parte del Seguro Nacional de Salud, anunció que será aplicada una evaluación por desempeño en sus labores.
Transcripción del discurso
Textualmente, la parte del discurso referente a la seguridad ciudadana es la siguiente:
“Señoras y señores, Hablamos de proteger a la gente y lo cierto es que no puede haber algo más sagrado para un Gobierno que llevar seguridad a las calles y los hogares. 
Sé muy bien que esa es una de las grandes preocupaciones de todos ustedes. Como padre que soy, comparto la angustia de todos esos padres y madres que esperan con ansiedad a sus hijos cuando oscurece.
Comprendo la demanda de mayor protección y la necesidad de respuestas contundentes que nos solicitan quienes han sido víctimas de un acto delictivo. 
No les quepa duda: Sus voces están siendo escuchadas. Sabemos que es una reivindicación justa del pueblo dominicano que en nuestras calles impere la ley y el orden, y vamos a poner todo nuestro empeño en que sea así. 
Vamos a dar un impulso sin precedentes a nuestras acciones en la batalla por la seguridad. Vamos a seguir conquistando espacios para los ciudadanos.
Ustedes me han escuchado, durante años, defender la necesidad de mejorar los salarios de nuestros agentes policiales, especialmente de aquellos que se juegan la vida por llevar tranquilidad a nuestras calles. 
Esa meta, sin embargo, no es sencilla, en un país con tantas necesidades insatisfechas y tantas limitaciones presupuestarias. 
Sin embargo, tras largos meses de trabajo, logramos establecer como les decía antes, el paquete de medidas más amplio que haya aprobado un gobierno para 24 mejorar las condiciones a nuestros cuerpos de seguridad.
 Tanto a la Policías Nacional, como a las Fuerzas Armadas. 
Así, desde enero, se ha aplicado un significativo aumento al salario a más de 34,000 miembros de la policía de acuerdo al rango que ocupan. Pero además, a partir de este 1 de marzo, es decir, dentro de dos días, se estará aplicando un pago adicional de acuerdo a la función realizada y el nivel de riesgo correspondiente al personal con funciones operativas dentro de la PN.
Y a los miembros de la Policía Nacional que estén realizando funciones en otras entidades, este componente del salario les será otorgado también por esa entidad. Es importante señalar que la nueva política salarial crea un sistema de compensación y beneficio con certidumbre para los policías y militares, porque establece criterios claros y objetivos. Ponemos fin así a la discrecionalidad y dejamos atrás los llamados “especialismos”, que desaparecerán a lo largo de este año y darán paso únicamente a los criterios de rango, función y riesgo.
A manera de ilustración, un Raso que sea Agente de Patrulla, estará pasando de un salario de 7,000 pesos a uno de 16,150 lo que representa un aumento de 131%. Un Capitán, Supervisor de Zona, estará pasando de un salario de 17,500 pesos a 36,000 y un Comandante de Departamento con Rango de Coronel, tendrá un salario total de 79,325.
Con esta reestructuración, una parte importante de los miembros del cuerpo policial, tendrán un aumento de más de un 100% de su salario actual. De igual manera hemos reservado, un monto de 50 millones de pesos anuales, para el mejoramiento del perfil profesional del Policía, con entrenamiento especializado y continuo. Y en este año 2017, se está trabajando en la implementación de un esquema de Evaluación por Desempeño, con un incentivo acorde con los resultados que empezará a implementarse a partir del año 2018. Con esta reforma salarial, se espera aumentar el bienestar y los niveles de motivación y compromiso con la población de los agentes activos de la Policía Nacional y el reclutamiento de talento joven con perfiles superiores.
Adicionalmente, a partir de este mismo año, se ha destinado un monto de cien millones de pesos al año para el financiamiento de iniciales que permitan a los miembros de la PN el acceso a viviendas propias.
En el Ministerio de Defensa por su parte, se estarán aplicando los aumentos y esquemas salariales iguales a los de la Policía Nacional, a partir del 1 de Julio de este año para todos los miembros del Ejercito de la República Dominicana, La 25 Fuerza Aérea de la República Dominicana y la Armada de la República Dominicana, beneficiando más de 60,000 miembros. De igual manera, a partir del 2018 se estarán implementando planes de vivienda y de incentivos por desempeño, al igual que en el caso de la Policía Nacional.
Ya desde el 1 de marzo del 2016, la totalidad de miembros de la PN y sus dependientes, están inscritos en SENASA, gracias a un aporte de más de 500 millones al año. De esta forma estamos dando cobertura a más de 66,000 personas. Además, a partir del 1 de Marzo, se estarán incluyendo todos los miembros de las Fuerzas Armadas (el Ejercito, la Armada y la Fuerza Aérea) y sus dependientes en el SENASA, cubriendo alrededor de 100,000 personas adicionales, con un aporte anual de alrededor de los 900 millones de pesos.
Señoras y señores, Este conjunto de medidas para dignificar los salarios de nuestros cuerpos de seguridad no tiene precedentes en el país. 
Y, como les decía, es un paso trascendental y necesario para poner en marcha otro de los grandes pilares de este nuevo periodo de gobierno: garantizar la seguridad ciudadana. 
Pero junto a esta medida, estamos poniendo en marcha respuestas integrales, con enfoques novedosos. 
Hemos decidido alejarnos de los modelos que buscan aplicar grandes recetas generales a la delincuencia común, para abrazar remedios específicos ajustados a las problemáticas sentidas de cada comunidad.
Las causas estructurales y la dinámica de la violencia y los factores externos, no son los mismos en todos los lugares. Mejorar los índices de violencia y crimen demanda innovación y una conversación permanente con los representantes comunitarios y la sociedad, involucrando el análisis académico, las vivencias de las comunidades y sus organizaciones y las herramientas técnico- políticas del gobierno.
Proyectos pilotos de policía comunitaria
En este orden, es mi deber informarles que iniciaremos proyectos pilotos de policía comunitaria y acciones conjuntas de atención integral en más de una docena de barrios. 
Vamos a centrarnos en las áreas con mayores índices de criminalidad en el Distrito Nacional y las provincias de Santo Domingo, Santiago y San Cristóbal. Una vez establecidos los nuevos esquemas de seguridad, vamos a mejorar los entornos urbanos y las vías que conectan al resto de la ciudad. 
26 Trabajaremos para reducir los riesgos que se desprenden del hacinamiento y la falta de iluminación; mejoraremos la infraestructura de servicios básicos y vivienda; focalizaremos la asistencia social requerida según las necesidades; y generaremos nuevos espacios públicos para el deporte y el esparcimiento.
Además, pondremos en marcha una estrategia de Escuelas Abiertas, que contará con la cooperación del ministerio de deportes y el de cultura, para que nuestros adolescentes permanezcan en los centros escolares y no sean víctimas de la delincuencia. 
Esta estrategia permitirá que las escuelas ofrezcan nuevas oportunidades de educación para jóvenes que han abandonado la escolaridad, así como formación complementaria, cultural y deportiva, para asegurar su desarrollo y abrirles nuevos horizontes. 
Trabajaremos, además, con el principal núcleo de la sociedad, la familia, mitigando la violencia intrafamiliar, con enfoques dirigidos tanto a las víctimas como a los agresores. Y, por supuesto, también tendremos mano dura con aquellos que la merecen. 
Potenciaremos una política criminal del Estado basada en la persecución estratégica de la delincuencia y el crimen organizado, para que nadie en conflicto con la ley pueda evadir a las autoridades. 
En este camino, estamos reforzando las instituciones competentes y aplicando nuevas tecnologías, como la implementación de un Sistema automático de identificación dactilar, común a todas las dependencias de seguridad pública.
En el plano institucional, la Ley Orgánica de la Policía Nacional, inició una reforma integral que mejora las condiciones de los agentes, prioriza la prevención del delito y endurece el enfrentamiento de la delincuencia, al tiempo que prevé mayores sanciones a las faltas policiales. 
El pasado año también fue aprobada la Ley de Armas de Fuego y Municiones que endurece drásticamente el uso, porte, tenencia y comercialización de las armas ilegales.
Extensión del servicio 911
También en el 2016, extendimos los servicios del 9-1-1 a los Municipios de San Cristóbal, Haina y Nigua, ampliando así la atención a miles de familias.
 Antes de concluir el mes de julio de este año, estaremos ofreciendo el servicio a 1 millón de dominicanos más, en los municipios de Santiago, Puerto Plata, Imbert, Luperón, Sosúa y Cabarete. 
27 Sumados a los 4.2 millones cubiertos con el servicio actualmente, daremos así cobertura al 50% de la población. Incorporaremos 485 nuevos vehículos, entre ambulancias, patrullas, camiones de bomberos y asistencia vial para las carreteras.
Esta expansión supondrá también la ampliación de la red de video- vigilancia urbana: en la región Sur con 340 nuevas cámaras, en la región norte 852, y para la periferia de Santo Domingo 329, adicionales a las 1,305 existentes. 
Adicionalmente, antes de que termine el 2017 nos comprometemos a llevar el servicio a Moca y La Vega, y estamos ya en la fase de planificación para que llegue también a Villa Altagracia, San Pedro de Macorís y Baní. 
Por otra parte, como les anuncié en agosto pasado, en apenas semanas estarán en servicio las aeronaves no tripuladas, mejor conocidas como drones, que van a apoyar los trabajos de socorro a emergencias y operaciones de seguridad del sistema 9-1-1.”(al momento)