A pocos días del clásico mundial, hay peloteros de la alineación que no se sabe si estarán listo para ver acción, en el equipo de RD.



 Imagen relacionada

Pedro G. Briceño.

Santo Domingo. En momentos en que las horas son cada vez menos para que República Dominicana acuda, de manera formal, a defender su trofeo invicto conquistado en el Clásico Mundial de Béisbol en el 2013, el enigma rodea a varios miembros importantes de quienes aún no se sabe si lucirán el uniforme tricolor para la apertura del equipo este próximo nueve de marzo.

A los casos ya conocidos como la lesión de Adrian Beltré, los contratiempos de Johnny Cueto, debido a la enfermedad de su padre, se unió más recientemente una molestia en el hombro derecho que padece Hanley Ramírez y el hecho de que Santiago Casilla aún no llega a los entrenamientos de los Atléticos en Mesa para una segunda parada en esa organización tras siete años siendo miembro de los Gigantes de San Francisco.
Cada uno representa un rol vital en el equipo, Beltré está llamado a ser el antesalista titular del club, Hanley sería el designado, Cueto estaba proyectado para recibir la pelota en el primer partido frente a Canadá y Casilla es uno de los brazos vitales en un combinado que igual al 2013, está repleto de hombres probados en el relevo.

Moisés Alou, gerente general del equipo no se mortifica ante la situación, pero a pocos días para que el equipo se reúna por primera vez como grupo debe definir que hacer para llenar las posibles vacantes que pudiera tener el plantel quisqueyano. Alou expresó ayer al Listín Diario que tiene un buen tiempo que no conversa con Hanley, a quien hasta le ha puesto varios mensajes sin obtener respuestas.
El lunes se reportó como incierta su participación por molestias en el hombro derecho, empero estuvo este martes en la alineación en el choque ante los Yankees y se fue de 2-0.
De Beltré aún no se llega una determinación real de si estará ó no con el conjunto desde la primera ronda. Ha mostrado mejoría de un tirón que padece en la corva.
De no asistir, Jean Segura sería su sustituto, pero como el futuro inmortal aún no se define, entonces el nativo de San Juan se encuentra en el limbo y debe resolverse su status, pues llega a una organización nueva a desempeñarse en una posición, que como el campocorto en la campaña pasada solo jugó en 23 de los 157 en que participó en que actuó.
“Me quito el sombrero ante la entrega mostrada por Segura, desde el primer momento ha dicho que quiere participar a como de lugar y se ha mostrado paciente ante el compás de espera que existe en la actualidad”, expresó Moisés sobre el jugador que el año pasado bateó para .319 (637-203), disparó 41 dobletes, 20 jonrones, empujó 64, anotó 102 y se estafó 33 bases.