Autoridades ordenan la clausura de un negocio distribuidor de carne en estado de descomposición en gran parte de la región.

Resultado de imagen para clausuran negocio distribuir pollo en estado de descomposicion
SANTIAGO.-La Dirección provincial de Salud Pública ordenó la clausura de un negocio detrás del vertedero de Rafey  donde operaba desde hace tres años, un local de procesar pollos en estado de descomposición, que eran distribuidos en frituras y  negocios de comida de esta ciudad y Dajabón.

El viernes un juez de la Oficina de Atención Permanente ordenó a la Procuradora de Medio Ambiente, Mirián Morel,  el allanamiento y la incautación de equipos en un local tipo rancheta, cuyo propietario Alexis Rolando Acosta Reyes se encuentra prófugo.

Las autoridades locales tratan de identificar las personas y negocios que compraban el producto que era metido en un tanque con clorato de sodio para que blanqueara la carne de pollo en mal estado.

El Ayuntamiento local demolió el lugar y también investigan la comercialización de carne de cerdo dañada en violación a las leyes general de salud 42-01 y la 64-00 sobre Medio Ambiente por contaminación.

Mientras,  que el abogado ayudante de Medio Ambiente, Juan Isidro Diloné,  explicó que los pollos muertos eran recogidos en diferentes lugares de la provincia y eran preparados para su comercialización. La información ha causado revuelo principalmente el sector Cienfuegos donde se asegura era mayormente vendido el pollo en mal estado.

”De conformidad a la ley de salud pueden ser condenados a 10 años”, apuntó Diloné.


El comerciante Acosta Reyes,  es acusado de violar los artículos 8, 91, 92, 174 y 175 sobre Medio Ambiente y de la ley 42-01, los acápites 1, 3,4, 7, 29, 51, 127 y 128, además de violar la Constitución de la República en su articulo 67 numerales 1 y 5.(el nacional)