Hogares crea, dice necesita mas apoyo del gobierno central para continuar contribuyendo con los jóvenes adictos.

Hogar Crea se queja de poca ayuda que recibe del Estado para reeducar adictos

Ramón Cruz Benzán.

Santo Domingo. Al conmemorarse ayer el Día Internacional de Lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, el presidente de Hogar Crea Dominicano, Julio Manuel Díaz Capellán, se quejó de la poca ayuda que recibe del Estado para reeducar a miles de personas afectadas por ese flagelo.

Díaz Capellán dijo que la entidad que preside recibe tres millones de pesos mensuales para 43 unidades, laboratorio, tres comidas y una merienda, medicina, médico siquiatra, alquileres, servicio y que tienen una nómina de 70 personas.
Expresó que si no fuera por las donaciones y actividades benéficas que realizan, no pudieran atender a los jóvenes que acuden a esa institución en busca de ayuda de prevención.
En ese sentido, pidió al Estado cumplir lo establecido en las leyes 72-02 y 5088, en torno a la erogación de fondos no solo para Hogar Crea Dominicana, sino para todas las instituciones que tienen que ver con la reeducación de adictos.
"La droga cada día está más asequible, los peligros están ahí, la criminalidad ha aumentado y los asesinatos por droga continúan", acotó Díaz tras ser entrevistado en el Altar de la Patria, luego de una marcha realizada por la institución que preside desde la calle José Reyes esquina Mercedes.
Manifestó que la ciudadanía, el Estado y la política pública han hecho caso omiso al flagelo de la droga y su crecimiento, tras señalar que en el exterior, el país se vende como un paraíso pernicioso de negociar con droga.
Se quejó de que las personas que son sometidas a la acción de la justicia por el uso indebido de la droga son los que no pueden pagar 500 mil pesos, mientras que los poderosos salen sin la imposición de medida de coerción.
Indicó que el ingreso a la institución de personas adictas se ha incrementado en los últimos tres meses a un 30 por ciento, solicitando ingreso, por lo que están repleto, y no están recibiendo poco ayuda del Gobierno.