Un hombre, mato a un capitán del ERD y la multitud mato a el, todo debido a una confusión de apodo con el capitán.

Asesinato y linchamiento en La Ciénaga fue por robo de un celular y confusión de un apodo

Ramón Cruz Benzán.

Santo Domingo. El robo de un celular a una joven de 15 años fue lo que generó el incidente donde perdieron la vida un capitán del Ejército y un segundo teniente de la Policía Municipal, en el sector La Ciénaga del Distrito Nacional.

De acuerdo con los relatos de parientes y personas del vecindario, el capitán del Ejército fue confundido con un hombre que había robado un teléfono celular, y que por coincidencias tenía su mismo apodo: “Chulo”.
El policía municipal Ignacio Sánchez de la Cruz (Reinocito), quien fuera linchado en La Ciénaga luego de que supuestamente matara al capitán Máximo Familia Valdez, se encontraba en su casa de la calle respaldo Ricardo Carty, del sector de Los Guandules, cuando la menor, cuyo nombre se omite, por razones legales, fue a buscarle entre llantos en compañía de una hermana porque la habían atracado.
Fue en ese momento que Reinocito, quien  había llegado a su casa de trabajar  como chofer del abogado Carlos Balcácer,  le preguntó a la joven qué sucedía, y al enterarse se dirigió con ella al lugar del hecho.
Así lo relató Prisila Soriano, esposa de Reinocito, quien entre llantos dijo que este no era un delincuente y que perdió la vida por ayudar a una joven del vecindario a recuperar un celular que le habían robado.
Dijo que a pesar de que ella le advirtiera que “ese problema no era con él”, este salió en un motor a perseguir a los delincuentes, uno de ellos supuestamente apodado “Chulo”, al tiempo de pedir justicia, ya que su esposo era un hombre trabajador.
Dijo creer que los agentes de la policía que participaron en su arresto fueron negligentes y que participaron en el linchamiento, mientras que la Policía Nacional informó que investiga ambas muertes.
El informe preliminar de la Policía refiere que el capitán Familia Valdez resultó muerto cuando Sánchez de la Cruz y otras personas buscaban  a un tal “Nano”, por supuestamente haberle robado una cartera con un celular y dos mil pesos a una adolescente de 15 años.
Luego de la muerte del militar, una multitud atacó a Sánchez de la Cruz, quien fue golpeado en la cabeza con una tapa de hierro de un filtrante del alcantarillado.
La Policía Científica tiene en su poder una pistola CZ calibre nueve milímetros, y otra Tanfoglio, del mismo calibre, que fueron ocupadas en el incidente para ser sometidas a las pruebas de balística.